Tendencias del mercado inmobiliario en Europa 2019

30/01/2019 | Noticias y tendencias del sector

Imatge

Hace ya algún tiempo que el mercado inmobiliario se encuentra en una fase de lenta recuperación y estabilización. Pero, con todos los cambios políticos, económicos y sociales, una de las principales dudas para en año entrante es si se mantendrá esta tendencia positiva o se verá afectada negativamente.

El informe Emerging Trends in Real Estate, Europe 2019, elaborado por PwC y el Urban Land Institute, arroja un poco de luz sobre las principales tendencias que marcaran el mercado este 2019.

1. Habrá pocos activos prime y de calidad

Este factor viene afectando desde hace algún tiempo al mercado inmobiliario industrial catalán. En el 2017 ya apuntábamos que empezaban a escasear las naves industriales en buenas condiciones, y las que quedaban disponibles eran la mayoría muy viejas o completamente obsoletas.  

Si observamos las tendencias europeas para el 2019, en el informe mencionado el 68% de directivos encuestados se muestra «preocupado» o «muy preocupado» por la falta de activos de calidad, y el 70% considera que los que hay disponibles están sobrevalorados. Esto repercutirá en un fuerte incremento de los precios, ya que sí hay un marcado aumento de la demanda, pero no de oferta viable.

2. Cambio en el escenario económico

A finales del 2018 el Banco Central Europeo finalizaba su programa de incentivos de 2,5 trillones de euros, con la condición de mantener los tipos básicos a mínimos históricos hasta mediados de 2019. Esto se puede traducir en una potencial subida de los tipos de interés en la segunda mitad del año, aunque la sensación generalizada es que el aumento será moderado y se podrá absorber sin problema con el incremento de las rentas.

Así, los inversores siguen confiando en el mercado inmobiliario europeo y en unas buenas expectativas de rentabilidad para los próximos doce meses. Aquí debemos tener en cuenta también un cambio de enfoque que se pone de manifiesto en el informe: Los inversores ya no buscan rentabilidades excepcionales, sino seguridad, es decir, unos ingresos más estables y regulares.

En el mercado inmobiliario industrial esto se puede traducir en fórmulas de inversión más beneficiosas para las empresas que optan por la inversión como vía de financiación.

3. Preocupación por la inestabilidad política

A nivel europeo hay una cierta preocupación por los efectos del Brexit, y en un segundo plano por el aumento de las tensiones comerciales entre China y los Estados Unidos. Según el informe, el 69% de personas entrevistadas admite estar «preocupada» o «muy preocupada» por el Brexit.

A nivel local, la incertidumbre política en Catalunya ya ha demostrado que afecta muy poco a las inversiones y la recuperación y estabilización del sector. Según el reciente balance del Col·legi d'Economistes de Catalunya, el último trimestre de 2018 se cerró con un crecimiento del 2,7% del PIB i una media anual del 3%, además de incrementos en indicadores significativos como las exportaciones y el gasto medio por turista.

También se expuso que el mercado de las oficinas y las naves logísticas vive un muy buen momento, «hasta el punto de que es dificilísimo encontrar naves, no solo en Barcelona, sino también en la primera corona.

4. Diversificación de las inversiones

Los inversores empiezan a mirar hacia nuevos nichos de mercado, especialmente a aquellos relacionados con tendencias sociales y tecnológicas. Por ejemplo, las viviendas compartidas, los centros de datos, logística y residencias de la tercera edad o de estudiantes encabezan la lista de segmentos.

Es especialmente remarcable el interés por los centros logísticos urbanos o muy cercanos a zonas urbanas, ligado a una creciente necesidad de disminuir los costes y los tiempos de entrega de los e-commerce.

Con todo, y aunque parece que ha habido un ligero descenso del interés por invertir en industrial, este segmento sigue estando en la posición 15 de la lista, con un 3,90 (solo 0,5 puntos por debajo del primero), y se califica como muy bueno (por encima de 3,5).

En resumen, parece que las perspectivas son optimistas, y que el mercado, tanto a nivel europeo como local, tiende cada vez más a una estabilización que beneficia tanto a particulares como a empresas e inversores.

Entradas relacionadas

Ofrece tu inmueble