Consejos para alquilar o vender tu nave industrial

Consejos para alquilar o vender tu nave industrial

Si tienes una nave industrial que quieres alquilar o vender y no te dedicas profesionalmente a la compraventa inmobiliaria, este proceso puede «robarte» tiempo y darte algún que otro dolor de cabeza.

Nuestro primer consejo, y el más importante, es que el hecho de alquilar o vender tu nave necesita dedicación. Hay que dedicarle horas y esfuerzos de forma constante, para conseguir cerrar la operación en un plazo razonable y con unas condiciones y un precio que satisfagan a ambas partes, tanto a ti como al comprador o arrendatario.

A partir de aquí, te detallamos algunos de los factores que más influyen en el proceso de compraventa o alquiler de una nave industrial.

1. Presta mucha atención a la descripción y las imágenes

Lo primero que hará una persona interesada en nuestra nave es echarle un vistazo a las fotos que encuentre. Tenemos que intentar que sean fotos con una buena iluminación, bien enfocadas, y evitar que haya elementos en la imagen que «ensucien» o distraigan, como cajas, plásticos o papeles por el suelo. Intenta hacerlas en horas en las que la nave esté bien iluminada con luz natural, para evitar que haya sombras o que esté demasiado oscura. Una buena idea es contratar a un profesional para que nos haga las fotos, no suele ser demasiado caro.

Si las imágenes captan su interés, querrá profundizar en la descripción y la información específica de la nave. Esta descripción hay que trabajarla bien: No nos tenemos que limitar a ser descriptivos, hay que utilizar adjetivos calificativos, explicar qué hay cerca, por qué esta nave es una buena opción... En resumen, tenemos que exponer los argumentos de venta, y se lo suficientemente persuasivos para que la persona se decida a llamarnos.

2. Escoge bien las plataformas donde expondrás la nave

Si queremos promocionar nuestra nave en internet, a veces podemos pensar que en cuantas más plataformas y webs, mejor. Pero lo cierto es que tenemos que gestionar adecuadamente todos los sitios donde queramos publicar nuestra nave, y no vale la pena diversificar esfuerzos.

Lo mejor que podemos hacer es escoger portales específicos, enfocados al mercado industrial. Aunque sean privados, podemos contactar con ellos para ofrecerles publicar nuestra nave (¡e incluso para que nos ayuden con la venta o el alquiler!). Los portales enfocados a vivienda —casas, pisos...— no atraen tanto público de empresa, y sus acciones de marketing y comunicación no se orientan a industrial.

También tenemos la opción de recorrer a técnicas más tradicionales, como anuncios en diarios o carteles en la zona. Pero el coste que tienen estas acciones no suele justificar el tiempo y la inversión que requieren.

3. ¿Cómo fijo el precio de una nave industrial?

Este es un punto a menudo difícil de definir, porque influye no solo el valor de mercado que podemos conseguir y nuestras expectativas personales, sino el plazo en el que queremos vender o alquilar la nave.

Lo primero que debemos hacer es analizar el precio de mercado y la demanda en la zona y para el tipo de nave industrial que tenemos. A partir de aquí, si queremos conseguir una buena rentabilidad y el precio está por encima de mercado, tendremos que tener paciencia, e incluso puede ser difícil llevar a cabo la venta o el alquiler si en la zona hay una oferta suficiente. En cambio, si ponemos el precio ligeramente por debajo de mercado, conseguiremos cerrar una operación en menos tiempo.

4. Sé flexible en las condiciones

La negociación es un proceso a veces delicado. Hay que sabe hasta qué punto estamos dispuestos a ser flexibles para no perder la operación. Al final, el objetivo es cerrar una operación que satisfaga a las dos partes.

Un punto muy importante durante el proceso de negociación es que no haya ninguna sorpresa. Debemos ser totalmente transparentes desde el inicio tanto con las condiciones y costes de la nave como con el estado. Si durante la operación surge alguna «sorpresa», se romperá la confianza y se puede llegar a romper la negociación.

5. ¿Es mejor alquilar o vender mi nave industrial?

Esta es una pregunta que se hacen a menudo los propietarios de una nave, sobre todo si se trata de un grupo de propietarios que ha recibido la nave por una herencia o si la propiedad necesita liquidez. En estos casos se suele optar por la venta, pero esta no siempre es la mejor opción a medio y largo plazo.

Hay que valorar que los alquileres suelen tener una muy buena rentabilidad y nos garantizan unos ingresos fijos de forma regular. Además, siempre contamos con la propiedad del patrimonio.

En Masachs siempre recomendamos que os dejéis asesorar por un profesional, que os pueda orientar en la forma de enfocar la operación. En cualquier caso, ¡esperamos que estos consejos os haya sido útiles!