Las 3 claves del Bages como nueva destinación industrial

Las 3 claves del Bages como nueva destinación industrial

Este 2017 el Bages ha manifestado un aumento de la actividad industrial, no solo de empresas de la zona que se recuperan, sino de empresas que trasladan allí su actividad en búsqueda de un entorno más adecuado. 

De hecho hace aproximadamente un año, en julio de 2016, se celebraba en Manresa la jornada «El Bages: suelo industrial en busca de actividad económica», en el que se previó un aumento progresivo de la demanda de espacio industrial en este área, y se puso de manifiesto la necesidad de mejorar las infraestructuras.

Esta previsión es a día de hoy una realidad, hasta el punto en que los espacios de grandes dimensiones empiezan a escasear también en estas localidades. Los últimos datos indican que en el 2016 quedaba tan solo un 25% de espacio disponible, aunque continúa siendo más que en la zona de Barcelona, área metropolitana y primera y segunda coronas, donde la ocupación industrial roza el 95%. 

Además, en la zona del Bages se están llevando a cabo iniciativas para transformar suelo potencial en suelo industrial, ampliar polígonos ya en marcha y construir nuevos (no olvidemos que la obsolescencia de las naves, muchas inaprovechables, es también un problema en el área de Barcelona y cercanas).

Así, ¿cuáles son las claves del éxito del Bages como nueva destinación de las empresas industriales? 

El aumento de la actividad industrial

Según el «Informe anual sobre la indústria a Catalunya 2016», la actividad industrial presenta una recuperación gradual cada vez más evidente. Tanto el VAB (Valor Añadido Bruto) como el IPI (Índice de Producción Industrial) presentan los mejores datos de los últimos seis años, con un crecimiento del 4% interanual y del 3,3% respectivamente. Los dos datos están por encima del crecimiento tanto de la zona euro como de España.

Otro buen indicador es el nivel de confianza del empresario, que ha sido el más elevado en los últimos nueve años.

Esta mejora de la actividad económica industrial se traduce en una mayor necesidad de espacios adecuados, tanto en tamaño como en calidad y estado de las naves.

La escasez de espacios adecuados

La falta de espacios adecuados tiene dos variables a tener en cuenta. En prime lugar, la falta de suelo propiamente. En la zona de Barcelona, área metropolitana y cercanas, no hay suelo disponible para construir nuevas naves.

Y en segundo, el hecho de que muchas de las naves disponibles no están en buenas condiciones, hasta el punto de que muchas habría que demolerlas y construirlas de nuevo. 

Así, las empresas que buscan unas determinadas condiciones de espacio y estado no encuentran naves industriales adecuadas a sus necesidades, o si las encuentran requieren una inversión excesivamente elevada en acondicionamiento. Por ello, el Bages se perfila como una zona con más posibilidades, al tener por ahora más oferta de espacios.

La subida del precio per m2

De forma lenta pero gradual, los precios de venta y alquiler están subiendo en los últimos años. Lo hacen especialmente en la zona de Barcelona y cercanías, en gran medida por la elevada demanda y la falta de oferta.

En el 2016 los precios de alquiler de naves industriales oscilaban entre los 4 y 6 € el m2 en la primera corona, entre los 2,5 y los 4 € en la segunda, y los 1,5 a 2,5 € en la tercera. Los de venta se movían entre los 800 y 1100 € el m2 en la primera corona, entre los 400 y 800 € en la segunda, y los 300 a 400 € en la tercera.

Por lo tanto, la zona del Bages representa una opción más económica que las zonas cercanas a Barcelona.

En resumen, hay varios factores que han hecho del Bages una destinación cada vez más solicitada para las empresas industriales. Las claves de futuro serán la capacidad para mejorar las infraestructuras, convertir el suelo potencial en suelo industrial y promover la construcción de nave nueva.