Las 5 ventajas de Terrassa como destinación industrial

Las 5 ventajas de Terrassa como destinación industrial

La ciudad de Terrassa, capital del Vallés junto con Sabadell, ha sido desde siempre una destinación natural para las empresas industriales. Esta tendencia se ha visto acentuada en los últimos años, a causa de los elevados precios y la escasez de espacio en Barcelona y el área metropolitana, lo que ha provocado que las empresas se trasladen a la segunda y tercera coronas.

En este contexto, Terrassa es una de las localidades más interesantes para las empresas. Su pasado industrial ha esto históricamente ligado al sector textil, pero el proceso de diversificación de los últimos años se ha traducido también en un gran desarrollo de la industria metalúrgica y de la tecnológica, entre otros.

¿Cuáles son los factores que han hecho de Terrassa una destinación industrial tan atractiva?

1. Red de comunicaciones

La ciudad tiene una situación estratégica dentro de la red de comunicaciones de Cataluña, ya que conecta rápidamente con Barcelona y el área metropolitana (C-58, C-16), con Tarragona (AP-7), Lérida (A-2, N-II), y Francia, La Junquera y Gerona (AP-7).

También cuenta con una compleja red de transporte ferroviario, con dos líneas de tren que la conectan con la red ferroviaria del Vallés y con Barcelona, y otra línea hacia la frontera, Francia y Gerona.

2. Políticas de crecimiento industrial

El Ayuntamiento de Terrassa ha puesto en marcha diferentes iniciativas para promover el desarrollo industrial a la ciudad, siguiendo las directrices del Plan de Desarrollo Industrial de Terrassa que se aprobó en el 2016.

A partir de este Plan, está llevando a cabo el proyecto Terrassa apuesta por la industria, para hacer una radiografía de las necesidades de las empresas industriales y definir servicios a medida, y el proyecto de Economía Circular y simbiosis industrial de Terrassa, que quiere fomentar la cooperación entre industrias de la ciudad a través de la plataforma Distrito Industrial.

3. Precios de alquiler y venta

Los precios de alquiler y venta de naves industriales, aunque se han incrementado en los últimos años a causa de la demanda y la escasez de naves en buenas condiciones —lo que se está intentando resolver con las políticas de desarrollo municipales—, siguen siendo significativamente inferiores que en la capital o el área metropolitana. 

Concretamente, los precios de alquiler de naves industriales en Terrassa son aproximadamente un 35% inferiores que en la media de Barcelona y área metropolitana, y los de venta un 29% inferiores. 

4. Personal cualificado

Una de las principales preocupaciones de las empresas es en primer lugar encontrar personal cualificado, y en segundo evitar las fugas de know-how, especialmente de personas significativas para el buen desarrollo de la empresa. En este sentido, las empresas ubicadas en las localidades con poca población o alejadas de grandes núcleos urbanos tienen problemas para atraer y retener el talento. 

Terrassa, tanto por su población, de más de 200.000 habitantes, como por la proximidad a otras grandes poblaciones como Sabadell, puede nutrir a las empresas con personal cualificado y no cualificado. Además, cuenta con centros de formación universitaria de la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Barcelona y delegaciones de la UNED y la UOC, así como la Escuela de Ingeniería de Terrassa, que son una fuente de personal altamente cualificado que reside en la localidad o en núcleos cercanos.

5. Servicios

El desarrollo industrial ha comportado también un desarrollo del sector de servicios y de sectores auxiliares de la industria. La ciudad cuenta con una amplia oferta de restaurantes, comercios, tiendas y empresas de servicios auxiliares, que facilitan la búsqueda de proveedores, la atención al cliente y la gestión diaria. 

Pero, además de las ventajas directas que tiene para las empresas industriales tener un amplia abanico de servicios cerca, este es un indicativo del buen estado de la salud económica de la ciudad.

En resumen, Terrassa se ha convertido en una destinación para muchas empresas, ya que gracias a su tradición industrial tiene la capacidad para crecer, adaptarse y responder a las necesidades que estas puedan tener.