Tendencias de verano 2018: visitas turísticas a empresas industriales en activo

Tendencias de verano 2018: visitas turísticas a empresas industriales en activo

Cada vez son más las personas que, además del turismo de sol y playa, quieren aprovechar las vacaciones para vivir experiencias y conocer el territorio, tanto el turismo extranjero como el interno. De hecho, en muchos lugares de Europa hace ya décadas que trabajan en la recuperación del patrimonio industrial para acercarlo al público, por ejemplo en países como Gran Bretaña, Francia o Alemania.

Pero en nuestro territorio todavía es una fórmula bastante desconocida, aunque desde hace unos años se están desarrollando proyectos, como la red TIC en Cataluña, que quieren dar a conocer y potenciar el turismo industrial.

En Cataluña el pasado industrial es muy rico, y la revolución industrial transformó profundamente no solo el paisaje del territorio, sino la economía y la sociedad. En este sentido, el turismo industrial quiere recuperar, conservar y acercar al público el pasado industrial del territorio, como por ejemplo colonias industriales, antiguas fábricas, minas o museos.

Una de las ventajas de este tipo de actividades es que ayuda a deslocalizar el turismo estival, que se suele concentrar tradicionalmente en las zonas de costa, y lo acerca a lugares de interior o más alejados de las áreas de veraneo por excelencia. Lo que antes era visto como una actividad «de colegio», ahora se incluye cada vez más en las vacaciones familiares o de cualquier persona interesada en el patrimonio histórico y cultural.

Una de las opciones de turismo industrial que más fuerza está cogiendo es la llamada «industria viva», es decir, las visitas turísticas a empresas industriales en activo para ver las instalaciones y conocer de cerca los procesos de fabricación de la empresa. Yo no se trata solamente de acercarnos al pasado histórico, sino al presente y futuro de la industria. Además, muchas de las empresas que ofrecen la posibilidad de visitarlas complementan la visita con talleres, degustaciones o actividades para niños.

El sector industrial donde más oferta podemos encontrar es el agroalimentario. Se han adherido a la iniciativa empresas como el Celler Masroig, las Truites de Riu de Tavascán, Pastes Santmartí, la cervecería artesana Popaire, cervezas Damm, Galetes Trias, Torrons Vicens o los licores Portet 1883, por poner algunos ejemplos.

Pero también podemos encontrar empresas industriales de artesanía y cultura, como el Art del Vitrall en Sabadell, Mosaics Martí, Caganer.com o el Taller de escultura de gigantes y figuras creativas Toni Mujal. Otras más funcionales también se pueden visitar, como la planta de digestión anaeróbica y de compostaje del Vallès Oriental, o la estación de tratamiento de agua potable de Sant Joan Despí.

Para las empresas industriales, el turismo se ha convertido en una forma muy efectiva de darse a conocer, conseguir clientes y mejorar el reconocimiento de marca.

Incluso algunas se lo plantean como una línea de negocio más, que les abre nuevas posibilidades.